Lluís Llongueras en el lanzamiento de la Línea Rosa

Lluís estaba más que preparado para lanzar su propia línea de moda y de peinados, pero Barcelona no. ¿Por qué? Porque quién dictaba la moda entrando a los años 60 era París, siempre París.

A principios de los 60, la Fédération Nationale de la Coiffure enviaba algunas fotos dos veces al año. Estas fotos, marcaban la moda de la peluquería mundial y, el Gremio de Peluqueros de Señoras de Barcelona, las compartía diciendo que esa era la moda de la temporada.

Un día, Lluís empezó a hacerle fotos a una chica. Él, hacía la función de peluquero, maquillador y fotógrafo y mandó las fotos a la agencia EFE. Al tener un buen resultado, adjuntaron las fotos a las de la moda parisina y las enviaron a diarios y revistas.

Lluís Llongueras en 1959

Lluís lanzó su ‘’Línea Rosa’’ en 1959. Al ser la primera moda que no venía de París, las reacciones fueron duras y contundentes. La polémica estaba servida y el gremio de peluqueros le condenó por haberse atrevido a tal osadía. Tan ofendidos que quisieron cerrarle su propio salón.

Algunos se preguntaban: ‘’¿quién es Lluís Llongueras para crear una moda?’’ Más tarde encontraron la respuesta: la revolución de una profesión.

«El Gremio quería expulsarme de la entidad por presentar una colección. Tuvo que ir un abogado mío para decirles “¿Dónde está escrito que la moda viene de París? A este cliente mío, no lo toquen, porque tiene derecho a presentar sus propias colecciones”´´

En 1973, creó el primer salón Llongueras internacional y lo hizo en París. Fue el primer peluquero español en cruzar la frontera y se instaló en la capital de moda logrando meterse en el bolsillo al público francés que buscaba algo nuevo, mejor y personalizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *